[Review] Escandalo Americano (2013)

MV5BNjkxMTc0MDc4N15BMl5BanBnXkFtZTgwODUyNTI1MDE@._V1_SX640_SY720_

 

David O Russell aparentemente encontró una fórmula desde que hizo “The Fighter” y siguió con “Silver Linings Playbook” con la cual se siente cómodo filmando y que la ha traído excelentes resultados en términos de premios, público y crítica. Lo que para Russell es preponderante por sobre todo parece ser como sus personajes tratan de salir adelante enfrentando sus problemas desde un punto de vista cercano e incluso cotidiano.

La nueva entrega de Russell es “Escándalo Americano” (American Hustle). Protagonizada por Christian Bale y Amy Adams en los roles principales (ambos colaboradores de Russell en “The Fighter”) y por Bradley Cooper y Jennifer Lawrence en los roles secundarios (ambos colaboradores de Russell en “Silver Linings Playbook”). Todos ellos sumados a Jeremy Renner conforman un elenco soñado que el Director se dió el gusto de armar gracias al privilegio que goza en la industria a raíz del éxito de sus previos films.

La película está ambientada en la “Operación Abscam” que se ejecutó durante los 70’s para perseguir y exponer a políticos corruptos. La estética setentera, la banda sonora y la fotografía evocan ese período de excelente forma y nos mantiene inmersos en la época (peinados y trajes de la época incluidos por supuesto).

¿Y de qué se trata? Bale interpreta a Irving Rosenfield, un estafador que entiende perfectamente que llevando a cabo moderadas estafas sin llamar mucho la atención le permitirá ir de a poco amasando su fortuna, hasta que se topa con Sydney Prosser (Amy Adams) la cual por sobre todo pretende un mejor estilo de vida que le permita dejar de bailar sobre un caño para ganarse la vida. Ambos hacen click de inmediato y comienzan a estafar a cualquier iluso se les cruce por delante. En el fondo, esos ilusos buscan lo mismo que buscan ellos: La forma fácil de obtener una vida mejor.

Bale está casado con Rosalyn Rosenfield (interpretada por Jennifer Lawrence) una madre soltera joven que gracias a esa misma juventud y desenfreno puede muñequear y hacer con Irving lo que se le da la gana. Rosalyn representa ese tipo de mujeres por las cuales un hombre simplemente se siente indefenso (por más que pelee en contra).

Entra en escena Richie DiMaso (Bradley Cooper con “afro judío” incluido) quien trabaja para el FBI y que sorprende a Irving y Sidney en malos pasos pero que no decide llevarlos a la cárcel, sino que los hace trabajar para él para poder atrapar algo más que uno que otro don nadie. La idea es ir tras los peces gordos, en este caso tras politicos corruptos. DiMaso quiere ser un hombre importante y reconocido en el FBI por lo cual hará todo lo posible por poder demostrar que tiene lo que se necesita (pelotas sobre todo) para obtener dicho reconocimiento.

De los políticos que están siendo investigados (y estafados) la cara reconocible viene a ser el alcalde Carmine Polito (Jeremy Renner) el cual se muestra durante la película con un gris que nos hace detestar la corrupción que lo rodea y en la cual él participa, pero también nos hace entender sus motivaciones y que el trasfondo de sus acciones pueda tener un fin mayor.

A partir de acá, todos los personajes lucharán por salir adelante y sobrevivir frente a lo que los motiva y a las consecuencias de las decisiones que tomaron. David O Russell no es más que un titiritero moviendo los hilos de cada uno y haciéndolos chocar unos a otros creando causas y efectos extremadamente divertidos considerando la naturaleza de cada uno de los personajes. No existe mayor motivación para la película. Es como si inevitablemente las colisiones entre los personajes ocurrirán y algo saldrá de ellas para el espectador.

El problema es que no hay más mas allá de eso. Al final del film uno puede sentir que pasó un buen rato y que la estética, la banda sonora y por sobre todo las actuaciones son magistrales pero no repercute y no se puede llegar a sentir que hay mucho que sacar de acá. Es como si uno sintiera que vio una gran película pero cuando se para de su asiento y deja el cine (o va a la cocina a hacerse un café) va perdiendo fuerza rápidamente. Eso la distancia considerablemente de joyas de las cuales usa inspiración pero que causan aún un efecto resonante como por ejemplo “Goodfellas”, la cual es probablemente una de las películas más re-vistas en la historia.

“Escándalo Americano” está nominada a múltiples Oscar entre ellos los 4 premios de la academia por sus actores principales (Bale y Adams) y sus secundarios (Cooper y Lawrence). Pese a todo lo que se pueda decir, es Amy Adams la que se luce personificando a la mujer fuerte del film por la cual Dimaso e Irving Rosenfield pierden la cabeza. Jeremy Renner por otra parte es quizás el mejor secundario de la película (aun cuando la academia decidió ignorarlo y nomino a Cooper).

Una entretenidisima película que se olvida rápido. David O Russell demuestra una vez mas que tiene buena mano para sus personajes y que le encanta revolverlos entre sí para crear conflictos entretenidos con una mirada realista y cercana. No sería extraño considerando la afección de la academia a Russell que se termine llevando uno que otro Oscar importante.

3.5/5.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s