[Review] The Wolf of Wall Street (2013).

MV5BMjIxMjgxNTk0MF5BMl5BanBnXkFtZTgwNjIyOTg2MDE@._V1_SX640_SY720_

 


Martin Scorsese con el correr de los años se fue transformando en objeto de críticas por sus películas, sobre todo porque se tiende a comparar al Scorsese de “Goodfellas” o incluso yendo más atrás, al de “King of Comedy” o “Raging Bull”. Más allá de la cuestionada calidad de sus películas recientes (Siendo “Hugo” su entrega anterior) hay que darle mérito en lo que hace, ya que siempre ha mantenido su sello y mantiene una longevidad admirable para sus 73 años.

En su más reciente film, Scorsese vuelve a reunirse (ya por quinta vez) con Leonardo Di Caprio, para llevar a la pantalla la autobiografía de Jordan Belfort llamada al igual que el film, en la cual Belfort relata sin ningún tapujo y prácticamente sin filtro alguno, sus peripecias como corredor de la bolsa y como dueño de Stratton Oakmont, compañía que él mismo fundó a principio de los noventa.

Di Caprio  se apodera del rol de Belfort como solo él sabe hacerlo. Tiene sentido que haya sido un proyecto tan deseado por él por tanto tiempo ya que se puede ver en pantalla que este es un papel que estaba hecho para Leo. Siendo un rol que requería como nunca que se mostraran todos los excesos de Belfort en pantalla, tal cual como ocurrieron y como fueron descritos en las memorias del corredor de la bolsa de Wall Street.

“The Wolf of Wall Street” nos muestra los comienzos de Belfort, quien desde un principio se establece como un personaje con  una fuerte motivación por ser rico, por ganar dinero y por poder tener un estilo de vida superior al resto. Esa misma motivación de querer ser rico, no se presenta como algún tipo de trauma y se podría decir que Scorsese no pretende expandir mucho las razones por las cuales Belfort está cegado con el dinero y con un mejor estilo de vida. “Todos quieren ser ricos” menciona Belfort durante una escena en la cual le explica a sus partners que estafar gente ilusa es una excelente forma de hacerse rico.

En sus primeros pasos como corredor, es cuando Belfort aprende de su jefe directo Mark Hanna (interpretado magistralmente por Matthew McConaughey) que el propósito del oficio no es atender necesidades de clientes ni mucho menos, sino mantener el reloj girando y seguir vendiéndole sueños a los americanos quienes al igual que Belfort, quieren volverse ricos de la noche a la mañana. También recibe de parte de Hanna, consejos de como  sobrellevar la dura tarea de vender ilusiones, entre los más notables que drogas tomar y cuantas veces al día es saludable masturbarse.

Es a partir de ese episodio que Belfort, motivado por el cierre de su antigua compañía en el Lunes Negro de Wall Street en 1987, decide abrir su propio negocio con la clara idea de volverse rico lo antes posible y teniendo en claro que siempre puede existir algún “idiota” detrás de la línea telefónica capaz de comprar acciones que probablemente ni existen o que ni siquiera representarán utilidad alguna para ellos.

De aquí en adelante, Scorsese redefine en Belfort la palabra “exceso”.  Junto a sus asociados, incluyendo a su mano derecha Donnie Azoff (Jonah Hill, en un rol que le valdrá otra nominación al Oscar y que vendría a ser como el Joe Pesci de esta década) Belfort se entregará a cuanta droga y mujeres se le crucen por delante (en particular a la cocaína, qualaaludes y alguna que otra prostituta de S&M). Para los hombres de Stratton Oakmont no existen límites a la hora de vivir el estilo de vida que siempre quisieron y soñaron.  Incluso es posible que lo hayan llevado al extremo de la decadencia y depravación.

Todo esto Scorsese lo cuenta con su mano habitual para narrar historias a ritmo vertiginoso y en los cuales las tres horas de duración se pasan casi volando. Nos vemos enfrentados a anécdota tras anécdota, historia tras historia, cual de todas más divertidas pero a la vez excesivas y que nos hace rendirnos a como vivieron estos individuos aquella época aun cuando sus ingresos provenían de la estafa y el robo.

Es un viaje entretenido como pocos se han visto en las salas de cine en el último tiempo, plagado de joyas musicales en la banda sonora (desde “Gloria”, “Mrs. Robinson” hasta “Everlong” entre otras) pero que logra inevitablemente hacernos pensar después de tantas tragicómicas situaciones a las cuales Belfort y compañía se ven enfrentados; si era necesario quizás plantear las repercusiones reales que causaron estos tipos que no son más que ladrones de cuello y corbata. Disfrutamos mucho de como Belfort vivió el estilo de vida que quiso siempre vivir pero se extraña tener una sensación real del daño que causaron.

Es por eso que de los momentos más logrados en el film, podemos nombrar el impacto que tienen las acciones de Belfort en sus hijos y en su esposa trofeo (interpretada por Margot Robbie). Específicamente, un intento de Belfort de llevarse a su hija cuando ya la decadencia y la caída estaban cerca y afrontar sus delitos era inminente.

Excelentemente actuada, tanto por Di Caprio que acarrea la película en sus hombros y por los secundarios que rodean a Belfort: Desde los con más protagonismo como Jonah Hill y Margot Robbie, a los que aparecen esporádicamente pero tienen una fuerte repercusión en la historia y entregan actuaciones muy logradas: Kyle Chandler como el agente FBI que está detrás de Belfort, Rob Reiner que personifica al papá y el ya mencionado McConaughey que interpreta a Mark Hanna.

Las tres horas que han pasado más rápido en una sala de cine en el último tiempo. Este es un viaje que tenemos que tomar junto a Belfort y sus asociados y disfrutar un estilo de vida que siempre va a resultar llamativo para todos nosotros, pero que como todo acto conlleva a consecuencias que los personajes de esta historia pensaron que estaban por sobre, pero que al final tuvieron que pagar de alguna forma u otra. Muchos podrán decir que Belfort la “saco barata”, pero el final de la película ejemplifica de gran manera que ya no todo será lo mismo y vivir sin límite alguno no será posible para el Lobo de Wall Street.

4.5/5.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s